Un lugar en el mundo: Span 315

lugares

Ya hemos retomado las actividades académicas del nuevo año; nuestro semestre de la primavera acaba de empezar. En este espacio, los estudiantes de Span 315, Español para hispanohablantes, van a escribir sobre su “lugar en el mundo”. Es un lugar a elección que, de alguna manera, se relacione con su identidad.

Esperamos que lo disfruten, y gracias por acompañarnos,

Mónica Mulholland

44 Comments

El lugar más mágico en el mundo
por Ramsey Kysia

Hay muchos lugares en el mundo que son importantes para mi vida y para mi identidad. Soy un hijo del mundo. Mi familia es del Líbano pero nací en la ciudad de Nairobi, en Kenia, y crecí en los estados de Michigan y Virginia. Pero, sin duda, el lugar más importante para mí es el “P.U.,” se ubica por el bosque al fondo de Kent Gardens, mi escuela primaria en el pueblo de McLean.
Descubrí el P.U. por primera vez cuando era niño en la escuela y dábamos caminatas en el bosque con mis compañeros y maestros. Me encantaba. Lo descubrimos otra vez con mi amigo, Jerry, cuando era adolescente. Lo llamaos el universo “el P.U.” (por universo paralelo) porque—a pesar de estar ubicando en la mitad de los suburbios—es un lugar mágico.
Allá, hay árboles (grandes y pequeños), flores, plantas y animales también. He visto libélulas y mariposas, conejos y mapaches, perros y gatos del barrio—y hasta ciervos a veces. Y también, hay un arroyo grande en el P.U., con peces, y ranas, y renacuajos e insectos del agua. En la mitad de McLean es posible caminar por horas sin ver a otra persona ni (casi) cualquier señal de “civilización.”
Descubrí el P.U. por tercera vez como un adulto, hace 6 años, con mi sobrino Yusuf. Hoy en día, vamos al P.U. por lo menos una vez al mes y en verano vamos casi cada semana. A veces caminamos por el arroyo y a veces en el arroyo (cuando está más caliente que está ahora). A veces pescamos o construimos represas en el arroyo. Pasamos tiempo juntos sin televisión, sin computadora—sin todas las distracciones de la vida moderna. Me encanta.
Por supuesto, hay otros lugares importantes para mí—tanto hoy en día como por mi historia también. A mí me gusta la playa. Me gusta caminar por las montañas. Me gusta visitar a mi familia, acá y en el Líbano también. Pero cuando cierro los ojos, sueño con el P.U. y por eso es el lugar más importante en mi vida ahora.

    Ramsey,

    Me encanto tu historia acerca de tu mundo magico al que llamas universo pararelo. No tenia idea de que existieran lugares asi tan cerca de aqui. Voy a llevar a mis hijas a conocer ese lugar, estoy segura que les va a gustar mucho. Coincido contigo en que un lugar magico porque se puede apreciar la belleza natural, escuchar a los pajaritos cantar, apreciar a los peces en el riachuelo o observar a las ranitas saltar es una experiencia unica que te conecta con la naturaleza. Es un lugar donde se puede encontrar paz y conectarse con uno mismo sobre todo ahora en esta epoca donde uno anda tan pendiente y conectado con los celulares o las computadoras portatiles.
    Creo que el hayas nacio en Kenia descendiente de padres del Libano y criado en Estados Unidos te da una riqueza cultural riquisima ya que debido a que puedes comparar, compatir diferentes costumbres. Eres muy afortunado poder haber experimentado y ser parte de tantas culturas sigue compartirdolas y aprendiendo de ellas.

Mi parque secreto
Yo quiero describir un parque que desde la edad de trece años tiene un significado muy importante para mí. El parque está en Alexandria, Virginia. Es un parque donde los niños juegan con sus padres. Tiene un campo de futbol y una pista para correr. También tiene una fuente en medio donde hay pescaditos y patos. El parque es mucho más bonito en el verano que en el invierno porque tiene tiendas de helados y café. Cada vez que voy encuentro personas de diferentes partes o diferentes países y todos parecen muy buenas personas. La policía pasa en carro y también en bicicleta por la seguridad de todos los que van al parque.
Yo nunca dejo de ir al parque porque es ideal para relajarse. Comenzando mis trece años, yo iba para hacer ejercicio pero a los dieciséis años cambio la razón por la cual iba al parque. A los dieciséis años fue cuando tenía mucho estrés y problemas. El estrés era en la escuela y los problemas con mis padres. Tenía muchos problemas con mis padres porque yo era una adolecente muy rebelde. Mis padres y yo teníamos muchas discusiones muy fuertes y muchas veces me iba de la casa para caminar porque me enojaba mucho. Cada vez que salía a caminar para calmarme iba al parque. También yo corría hasta ya no poder para sacar mi enojo. Luego, descansaba en una banca en el parque y me ponía a llorar porque el llorar me hacía sentir mejor. Después, viendo a los niños jugar y la fuente de agua me hacía olvidar mis problemas.
Hasta ahora, este parque es un lugar para relajarme. Siempre voy porque los problemas y el estrés nunca se acaban. Me gusta ir porque es mi lugar secreto. La verdad es que nunca llevo a nadie conmigo aunque es un lugar público. Yo siempre digo que si este parque hablara contaría todos mis problemas.

Escrito por Cindy Osegueda

    Cindy,

    Que interesante forma de contar tu lugar secreto, muy bien escrito. Muchas veces la gente tiene problemas y no saben como desahogarse, pero parece que para eso te sirve tu parque. Supongo que tienes muchos recuerdos ahi de la etapa que estabas creciendo y confrontando a tus papas por las diferencias de cultura Salvadorena y Estadunidense. Por lo que cuentas tu sientes mucha comodidad cuando vas, y te hace despegar de tus realidades por un tiempo. Tambien me gusto que no te llevas a nadi contigo, porque debes de mantener un lugar para ti misma.

Richard Veliz

Un chico de la ciudad
Yo nací en Washington DC y por veintiún años yo he vivido en la ciudad. Las gente en las calles caminando, las calles llenas de carros con tráfico es normal para mí. Yo camino por las calles todos los días y siempre conozco a gente nueva. Cuando juego fútbol en las canchas en los veranos me hace recordar de dónde soy. Yo vivo en el barrio de Columbia Hieghts, que siempre está lleno de latinos. En esta área hay muchos salvadoreños y dominicano. No hay muchos peruanos como yo o argentinos, pero me gusta ver la cultura de otros países. Pupusas y tortillas fue algo nuevo para mi madre porque en Perú no se come eso. Yo comí muchas pupusas y tortillas mientras crecía y cuando volví a Perú, mis primos no sabían qué era eso.
Visitando Perú me di Cuenta de que la vida es muy diferente de DC. En lima yo me sentí bien porque la cuidad me hace recordar mi casa en DC. Los chicos corriendo en las calles, Las calles llenas de carros era lo mismo de mi barrio. Cuando visité el pueblo donde vive mi abuela eso fue algo nuevo para mí. No habían muchos carros ni gente en las calles. La vida era más calmada. Mi madre extraña esto porque aquí es donde ella creció en el campo de Perú. Yo No puedo vivir en el campo porque yo extraño la ciudad. Yo necesito los gritos y ruidos de las calles, eso me hace sentir que estoy en mi casa de DC.
Cuando yo me mudé a Fairfax para vivir en la universidad yo sabía que iba a ser algo diferente. La vida aquí es más tranquila y cómodo para alguna gente pero yo extraño mi casa en DC. Me gusta la energía de la ciudad y el ambiente. A mí me fascina la ciudad porque siempre hay algo pata hacer y lugares para conocer. Por eso, yo soy un chico de la ciudad.

    Estimado Richard,

    Me gusto su ensayo sobre su ama de la ciudad. Lo me hace recordar de una cita por el escritor china Lin Yutang, quien escrito, “¿Qué es el patriotismo pero la ama de las comidas buenas que comíamos cuando éramos niños?” Pienso que por ese él ha significado que las cosas que nos dábamos cuenta que amábamos cuando éramos niños son las cosas que son siempre cerca nuestros corazones por todos nuestras vidas.

    Mi sangre es del Líbano y nací en Nairobi, pero he llegado a ser un hombre aquí—envolvía por los bosques. Y así me encantan los bosques. Su crecía en Washington D.C., y por eso su encanta la vida de la ciudad. Creo que es el mismo por todas las personas.

    Pero no estoy de acuerdo con una cosa su escrito: ¡que el tráfico en Lima deba acordarse de DC o que lo deba sentirse bien! ¿Cómo es posible? Me gustan a los peruanos. Ellos son muy amables. Y me gusta Lima también. Pero, en mi opinión, la gente en Lima conduzca como si estén en un concurso para golpear a los peatonales. Lo siento, no quiero molestarse, pero es la verdad. ¡Todos los conductores en Lima son muy locos! Son amables, buenos, pero locos 🙂

    Saludos,
    Ramsey

Luis Paredes-Ubillus February 24, 2013 at 8:50 pm

Mi hogar…Quien soy yo!
Quizá no sea uno de los lugares más bonitos donde pueda quedarme cada vez que viajo a Perú. No hay calefacción ni agua caliente y la cama no es tan cómoda tampoco. Pero definitivamente ese lugar describe quien soy yo y a donde voy.
La casa de mi abuelita materna está ubicada a cuatro horas de la ciudad de Lima, lugar donde nací y fui criado. Está en un pequeño pueblo llamado Barranca. Es una casa muy amplia con cinco dormitorios, una cocina enorme, un patio y muchos recuerdos.
Como olvidarme de aquellas tantas vacaciones de verano que pase allí. Fue en la casa de mi abuelita donde aprendí, directa e indirectamente, muchas cosas que hoy forman parte de mí. La unión familiar, el respeto a los demás, la colaboración, la honestidad, la lealtad, la felicidad, el amor, y podría seguir con una lista interminable de donde lo que aprendí ahí.
Gracias a la casa de mi abuelita, donde pude ver todo lo bueno de la vida sé quién soy y a dónde voy. Gracias a esas noches de cenas interminables aprendí que la familia es la única que estará conmigo tanto en los Buenos momentos como en los peores. ¿Cómo olvidarme de mi abuelita sentada en el patio de afuera tejiendo su poncho? Cada vez que viajo a Perú y llego a su casa, pareciera que aún estuviera ahí, enseñándome como vivir, dirigiéndome por dónde ir.
Fueron tantas las enseñanzas que tuve en mi hogar que definitivamente puedo decir que fue la escuela de la vida. En cada rincón de la casa están tatuados todos los recuerdos que hicieron mi persona. En esa casa está mi mapa de dónde soy y a dónde voy.

    Hola Luis me encantó el lugar con el cual te identificas. Yo me puedo relacionar con tu historia porque yo también fui criado en casa de mi abuela en Puerto Rico. Yo le debo todo lo que sé a mi abuela también y su casa es un lugar sumamente especial para mí. Me gustó mucho cuando dices que en cada rincón de la casa de tu abuela es que están tatuados tus recuerdos. Gracias!

Cancha Postobon
En la ciudad de Barranquilla, Colombia, el el pequeño barrio localizado en el sur de la ciudad, donde vive mi abuela con mí tía y sus hijos hay una cancha de fútbol. Esta cancha durante todos los años que estuvo, nadie se olvidó de la cancha. La cancha se llama “cancha postobon” y es el destino de muchos de nuestros amiogs y familía en la área y afuera del país.
La cancha postobon es un lugar pequeño de dos canchas que solo puedes jugar 9 v 9 pero eso no importa porque cuando pisas la grama todo cambia. Cúando comienzan los juegos juegas con presonas de muchas culturas diferentes que hablan diferentes idiomas pero aún puedes jugar muy bien con ellos. Durante los juegos tocan música de muchos lugares del mundo; de Brasil, de diferentes países de Africa, de Inglaterra, de ALemania y muchos otros países. La cosa mas interesante es cómo los equipos se pueden formar. Hay personas de los diez años hasta los cinquentas jugando juntos.
Al fin del día no quieres irte, con todos los nuevos amigos que puedes hacer, la razón primaria porqué yo regrezo todos los años para jugar el fútbol con mis amigos. En la cancha todo se ve mas relajado y más bonito. El porquées que solo te enfocas y sientes trés cosas: la grama, la bolla y el sol arriba, si estás jugando durante el día. Para mí. esta cancha siempre era mi lugar favorito, después de la casa de mi abuela. La razón por la que la canchaes mi lugar favorito es porque siempre amé el fútbol; no me importa dónde o con quién pero cuando estoy en Barranquilla prefiero jugar ahí con mi familia y amigos, Es como para una persona que viaja mucho y cuando regresa a su casa hay unas cosas que quiere hacer o comer. Para mí, el fútbol ahí es eso.
Yo siempre he jugado en esa cancha desde pequeño, como mi padre y mis tíos. Aunque la ciudad ha cambiado a través de los años, la cancha no ha cambiado. Todavia es la cancha mas visitada de todas las canchas en el barrio. La última cosa que es fantástica es que no importa si eres rico o pobre, blanco o negro todos juegan juntos. El fútbol es la única cosa de importancia cuando estás adentro de la cancha.

    Ines Eugenio Fernandez March 3, 2013 at 2:05 pm

    Hola Andrés:

    Me parece muy interesante la perspectiva del futbol en tu barrio. Te expresado bastante bien. Qué bonito que personas de todas las edades y culturas o países/ regiones puedan jugar juntas y compartir experiencias bajo una misma pasión. Yo también hable un poco del fútbol en mi ensayo, y de cómo te emociona el jugar y te da una sensación placentera. Es interesante que para ti el futbol sea como para otros inmigrantes algún tipo de comida, algo que echas de menos siempre y que practicas cada vez que vuelves a tu país.

    Por lo que he entendido de tu escritura, el fútbol es parte de tu persona como lo es para muchos españoles. En ese sentid, te entiendo perfectamente y estoy de acuerdo. Al decir que el país en general ha cambiado pero que ese pequeño lugar no, representas que tu país tiene una gran cultura y tradición al rededor del futbol, que también me parece fantástico.

    Buen trabajo.

    Inés Eugenio

Kryscia Reyes-Borja February 25, 2013 at 9:55 am

Mercado central de Aguilares, El Salvador
El pueblo de Aguilares, municipio de la capital San Salvador es un pueblo muy pequeño pero superpoblado. Un pueblo donde todos se conocen, los vecinos son como parte de la familia y la mayoría de la gente se lleva bien. Pero, como en cada barrio, siempre hay personas chismosas que les gusta meter sus narices donde no deben. A pesar de eso, es un pueblo limpio, alegre, con varios ríos alrededor. Aún hay casas hechas de adobe y residentes son acceso a electricidad. Al recordar en más detalle memorias de mi pueblo, unas de las más agradables y divertidas son las visitas al mercado con mi abuela.
El mercado está localizado a la par de la plaza municipal, lo cual lo hace un sitio muy popular. Los mercados en El Salvador, al igual como en muchos países en Centro América están al aire libre. Y consisten en muchos puestos de frutas, vegetales, ropa, zapatos, productos personales, puestos de comida casera, medicinas y muchas cosas más.
Mi abuela me levantaba alrededor de las siente de mañana para lograr llegar como a las ocho y encontrar la comida más fresca. Tomábamos un autobús y el viaje de mi casa al mercado era de unos quince minutos. Nunca desayunábamos porque al llegar al mercado, mi abuela me compraba unas ricas pupusas en un comedor adentro del mercado.
Después de desayunar, comenzábamos el trayecto de caminar puesto por puesto en busca de tomates, zanahorias, chiles, arroz, carnes, pollo y todo producto esencial para la semana. Mientras yo caminaba de la mano de mi abuela observando a toda la gente y los productos. Y escuchaba a la gente gritar, reír, conversar. Muchos puestos tenían música para atraer a la clientela.
Era toda una experiencia inolvidable. Al final de las compras, que duraban por lo general dos horas, mi abuela me compraba fruta para comer en el camino de regreso a casa. Yo siempre elegía el mango verde con chile, que vende en una bolsa plástica, algo practico para comerlo en el autobús. Las visitas con mi abuela al mercado son unas de las cosas que más extraño de mi país porque eran parte de mi rutina y lo más importante era que pasaba tiempo con mi abuela. Quien ahora que soy adulto no puedo compartir mucho con ella por mis responsabilidades en el trabajo y la escuela. Pero siempre hay ocasiones que mi abuela y yo nos sentamos y recordamos viejos tiempos.

    Kryscia,

    Disfruté leyendo tu escritura porque al igual que tu, mis padres son de El Salvador. Cuando era chica visitaba a mi familia y me dio nostalgia leer tu escritura porque me dio ganas de regresar allí. Me identifico mucho con tu escritura porque al leerlo me imaginaba del barrio de mi papa que es casi igual como tu lo describiste. Tu abuela me recuerda a mi abuela porque hacia las mismas cosas.

    Muy bien escrito! Disfruté tu escritura!

    -Claudia

Aquellas Montanas Caleñas
Cuando me bajé del de ese avión en el año 2007, estaba tan nervioso como un niño empezando en una escuela nueva. Mis padres me llevaron a Colombia antes cuando tenía solo 2 años de edad. En ese entonces mi edad no me permitía apreciar la belleza tan particular de ese país tan querido.
Al llegar se veían los avisos en español y la gente por todos los ángulos moviéndose a una velocidad alarmante. Tanto los choferes buscando su pan de cada día ofreciéndonos sus servicios, o como un niño en su tierna edad vendiendo dulces en cada esquina. Note que la abundancia que tenemos en los Estados Unidos no es igual en Colombia. Mientras yo andaba por esa calle de la ciudad de Cali, no me cansaba de ver que esta ciudad está completamente rodeada por montanas preciosas. Mientras andábamos en aquel taxi y el sol bajaba, luces pequeñas poco a poco se empezaban alumbrar en las montañas que en aquel momento me tenían tan impactado. Después de un tiempo, mi estómago empezó hace sonidos raros. Le dije a mi chofer de taxi que me dejara en el centro comercial que se refiere en los Estados Unidos como un “mall” para buscar algo de comer. Me acuerdo claramente que mientras comía me di cuenta de que el edificio donde yo estaba sentado no tenía techo y tenía unas de las vistas más espectaculares que yo había visto en mi vida. En ese momento la noche ya había llegado; fue allí cuando vi aquellas montanas alumbradas de manera increíble, parecía como si estuviese mirando millones de árboles de Navidad colocados juntos. Increíble para mí fue el saber que en aquellas luces de magia que yo veía eran simplemente sus casitas. Lo que ellos no sabían es que para mí era unas de las vistas más hermosas que jamás he visto.

    Hola Douglas, me gustó mucho tu lugar preferido. Usastes muchas descripciones lo cual hace más fácil que al leerlo me imagine esas montañas alumbradas. Yo llevo mucho tiempo queriendo visitar tu país. Los colombianos son bien agradables y les gusta “partysiar” mucho, son amantes de la salsa como nosotros los boricuas. Espero ir en los próximos años a conocer Colombia. Gracias por compartir tu lugar favorito.

    Hola Douglas,

    Que bonito suena Colombia. Me parece un país muy hermoso para conocer y espero algún día hacerlo. Como describes el país se me hace que fue un viaje muy especial para ti. Pienso que es muy importante visitar el país de origen en que nuestros padres vienen de, ya que representa de donde venimos nosotros. Tambien por esta razón me parece un lugar excelente para escoger acerque de un lugar que te representa a ti como individual.

    -Susana Platero

Lo Bello de la Naturaleza

Vivo en una ciudad rápida, Donde cada mañana se escuchan los
carros que van de prisa, los policías y ambulancias siempre llevan su sonidos fuerte y los padres con sus hijos están corriendo hacia las escuelas porque van tarde. En medio de la vida rápida que se ve todo los días en mi ciudad he encontrado mi tranquilidad en el famoso parque de Washington DC, Rock Creek Park.
El parque es un lugar mágico donde corro una vez a la semana para liberar la tensión que cargo durante la semana. Durante el verano, los arboles grandes con sus hojas verdes, cubren el sol fuerte del día. La grama verde no tiene final, y el agua corriente me tranquiliza mientras me sigue hacia mi destino. Cuando no escucho música mientras corro, en la primavera escucho los pájaros cantar y observo las flores que empiezan a salir. Un día cuando terminé mi corrida por el parque y llegué a mi auto vi a un venado. En ese momento me di cuenta lo bonito que era la naturaleza.
Durante el otoño es aun mas bonito. Las hojas que primero eran verdes empiezan a cambiar de color. Aunque empieza el frío es lindo ver cómo la naturaleza cambia y vuelve. Me siento libre cuando corro en medio de las hojas caídas durante el otoño.
Me identifico con este parque porque Washington DC esta lleno de corrupción, drogas y crimen pero este humilde parque me llena de esperanza y alegría. De este parque he aprendido que en medio de una oscuridad se puede encontrar luz y esperanza.
Este parque forma una gran parte de mi vida porque he desaghogado mis miedos y frustraciones al igual que he celebrado mis alegrías. La naturaleza es una belleza, es mi amiga fiel.

    Luis Paredes-Ubillus February 26, 2013 at 6:09 pm

    Hola Claudia,

    Me gustó mucho tu ensayo. Yo también pienso que todos necesitamos un lugar donde nos podemos relajar de todo el estrés que se puede acumular en la semana. Por ejemplo, yo juego fútbol todos los miércoles en la noche en el Sportplex de Springfield. Es mi única distracción. Casi nunca dejo de ir. También me gustó como describiste el parque. Decir que es un lugar mágico es una muy buena descripción. Las diferentes temporadas que hacen que el parque se transforme en un festival colores es algo increible de apreciar. Mirar los rayos del sol que traspazan los arbustos es algo mágico también.

    De verdad que me gustó mucho la forma en que te expresaste en este ensayo.

    Gracias por compartir

    Luis

Mi cuarto
Priscilla Pertica

El lugar con el que me identifico es mi dormitorio. Mi cuarto está en el segundo piso, a la mano derecha. La puerta, sin color, siempre está cerrada. Hay rayones en la puerta por donde mi gato trata de entrar. Las paredes están pintadas de azul y café con el recorte blanco. La luz y aire limpio entran por las dos ventanas que tengo. Cuando entra la luz, el azul y café se convierten en la tierra y el cielo con mi techo blanco como nubes. Al lado de mi ventana hay un árbol en lo que mis hermanos jueguan en su columpio. Disfruto verlos corretear durante el verano. Mis libros son unas de las únicas cosas que tengo organizados. Antes leía un libro cada día pero ahora, solo tengo tiempo para los estudios. Como ya estoy acostumbrada a leer mucho, no puedo dejar de seguir comprando libros y ahora mi biblioteca está llena de libros que espera que yo los lea. No tengo televisión ni radio. El silencio es dulce y raro en una casa de seis. Mis hermanos hacen tanto ruido que solo puedo escaparme a mi cuarto, donde trabajo tranquilamente. Tengo velas por todos lados; los enciendo cuando limpio mi habitación. Los diferentes aromas se mezclan para producir un aroma muy dulce. En las paredes tengo pinturas que hicieron mis amigas. Todos ellas tienen talento y muchas de ellas están estudiando para hacerse profesionales. Las únicas fotos que tengo en mi cuarto son de mis hermanos, a mi no me gusta fotografiarme. Creo que mi cuarto muestra lo que creo que es importante par mí: los libros, amigos, y la naturaleza.

    Priscilla,

    Me gusto leer tu historia. Me gusto como describes tu habitación porque mientras lo leía se me hacia una imagen en mi cabeza. Cada cosa que mencionaste lo puede poner en su lugar en mi imaginación. Yo creo que tenemos algo en común porque a mí también me gustan los gatos y quisiera tener uno. Pienso que está muy bien que te gusta leer mucho porque eso te ayuda también en tus estudios. Te entiendo cuando explicaste sobre el aroma de las velas porque en mi casa también tengo muchas velas. Pienso que es muy bonito como admiras a tus amigas. Por ultimo escogiste un lugar perfecto para describirte porque como tú dices ahí está lo importante para ti.

    Cindy Osegueda

La hermosa playa de Gaira en Santa Marta – Colombia

Santa Marta es una de las ciudades localizadas al norte de Colombia. Uno de los barrios más populares de Santa Marta es Gaira el cual es muy frecuentado por muchos turistas a diario. Su gran ambiente, variedad de comidas y el carisma de la gente hacen de Gaira un lugar perfecto para vacacionar junto con la familia.
Al frente de la playa hay un pasillo largo que va de extremo a extremo. Allí mucha gente camina y se reúnen con familiares y amigos. Hay muchos vendedores gritando “¡pinchos a mil!” los cuales son pedacitos de carne en un palito de madera, ¡son deliciosos! Hay otros vendedores que venden frutas como el mango que lo cortan en tiras largas le agregan limón y pimienta. O hay otros que venden el salpicón. El salpicón es fruta picada y la ponen en un vaso de plástico con gaseosa—es muy refrescante y rico. En estos pasillos se ve de todo pero la gente vestida de estatuas o robots con maquillaje que resaltan son los que llaman más la atención. Cuando le pones una moneda en su vasito de plástico ellos empiezan a moverse lentamente como robots es increíblemente fascinante.
También, se escuchan los grupos vallenatos y se saben que son ellos porque se escuchan los acordeones, las maracas y tambores. Ellos son los que le dan esa vida y ambiente a Gaira. Gracias a ellos es que mucha gente baila en este pasillo o en la playa al frente de fogatas y viviendo lo que realmente es un ambiente costeño. Estos grupos son compuestos de 4 a 5 personas y cada uno lleva su instrumento. Ellos están a diario en Gaira y así es como ellos se ganan su vida—cantando y haciendo feliz a los miles de turistas y locales que viven allí.
Los costeños son gente muy amable. A cualquier lugar que uno entre, bien sea en la calle o en un restaurante, ellos siempre reciben a las personas con mucho respeto y carisma. Ellos los saludan muy bien y siempre están preguntado si uno está bien o si necesitan algo más. Por esta razón viajar a esta ciudad es algo maravilloso porque el lugar con su gente maravillosa, el mar y las deliciosas comidas que se encuentran allí hacen que la gente no se quieran ir de ahí. En lo personal yo siempre que voy a Gaira no quiero volver acá y es más me encantaría poder vivir allá cuando sea viejita. Gaira es un lugar caluroso y maravilloso no solo para visitar pero para vivir también.

    Hola Carol,
    ¡Me gusto leer tu historia! En Bolivia tenemos algo similar a lo que tu llamas a “los pinchos a mil” que se llama anticucho. Estoy muy de acuerdo contigo que son deliciosos. Me gusto el detalle de tu historia y parece ser un lugar bien bonito. Haber si algún día voy para Colombia y me quedo en esa playa. Cuando dijistes que no quieres volver a los Estado Unidos después de un viaje a Colombia, yo también paso lo mismo cuando viajo a Bolivia. Gracias por contarme de la playa Gaira, parece que es un lugar bien encantador.

La playa y yo
Yo me relaciono con la playa. Puede ser cualquier playa, pero en este caso es Myrtle Beach. Este lugar es más importante al representar mi identidad que cualquier otra playa. Esta play ha sido parte de mi vida por mucho años. Y por esto se ha hecho gran parte de quien yo soy.
La playa me representa de varias meras. Primero, me representa en lo calmante que es. Yo me considero una persona llena de calma. Y así como la playa tiene sus momentos de rabia y enojo, a veces tengo mis momentos desagradables también.
La segunda manera en que la playa Myrtle Beach representa mi identidad es que es muy relajante. Yo soy toda de lo relajante! Me encanta el ambiente relajante, pues lo trato de crear donde quiera que vaya o este.
La tercera manera en que la playa Myrtle Beach me identifica es que es un lugar divertido. Myrtle ofrece varias sanas diersiones, con las cuales me relaciono muy bien ya que soy una persona a quien le encanta las actividades divertidas y la misma vez las acuáticas. En Myrtle puedes nadir, jet ski, tomar el sol, o salir a bailar por la noche. Todas estas diversions son lo poco que este lugar ofrece. Algun dia quisera vivir en una playa como esta.
Por ultimo, lo refrescante de la playa tambien me identifica. Como jóven, me encanta refrescar mi vida de varias maneras. Puede ser de look, formando nuevas amistades, o cocinando nuevas recetas de comida.
En conclusión, por esta variedad de razones me identifico con Myrtle Beach. Este lugar ofrece un equilibrio como un lugar divertido y a la misma vez sereno y esto me representa e identifica en mi totalidad.

    Hola Susana,
    Me gusta mucho la manera que usas las playa como una metáfora para describirte. Para mí fue interesante como describes tus niveles de temperamento con las diferentes maneras que las aguas del océano se mueven. En lo personal yo he visitado Myrtle Beach una vez para la boda de mi amigo y me gusto bastante. Es muy lindo y espero volver algún día. Gracias por compartir tu experiencia con la playa. Me gusto bastante.

Vieques
Si hay un lugar con el que yo me puedo identificar, definitivamente es Vieques. Este es uno de los municipios más bonito e interesante de Puerto Rico. Esta bella islita está situada a unas ocho millas del este de la isla principal. Es pequeña en tamaño pero grande en corazón. Aquí no hay semáforos, la mayoría de los residentes se transportan en caballos, todo el mundo se conoce y tiene unas de las playas más hermosas de Puerto Rico. La islita apenas es 21 millas de largo y 4 millas de ancho. La única manera de llegar a este curioso lugar es por avioneta o por barco. La primera vez que fui a Vieques fue en el 1992. Varios años después, mis padres se compraron 42 cuerdas de terreno y construyeron nuestra casa de playa. Aquí era donde nos escapábamos de la realidad. Cada vez que yo visito mi tierra, por costumbre voy a Vieques. A mis hijos les fascina este lugar, ellos dicen que quieren mudarse para ahí. La razón por la cual yo me identifico tanto con este lugar es porque me trae muchos recuerdos de mi niñez y es un sitio muy especial para mí. De hecho, en Julio 7 del 2015 yo me voy a casar por la iglesia con mi esposa en Vieques.
Aún recuerdo de cuando iba con mi primo montando a caballo por nuestra propiedad. Teníamos suficiente terreno para montar caballos, correr motoras y aventurarnos como todos los niños hacen. En Vieques fue el último lugar en que yo estuve con mi primo antes de que lo mataran en el 2004. Este lugar siempre me recuerda de él y esa es otra de las razones de por qué esa islita es tan importante para mí. En una de las costas hay una de las bahías fosforescentes más impactantes del mundo. Muchos turistas viajan a Vieques para disfrutar de sus playas y su belleza. Aunque nada más hay un supermercado, dos gasolineras, una escuela primaria y una escuela secundaria, a la gente no le falta nada. A pesar de lo pequeña que es esta islita y los pocos recursos que tiene, es bien grande en corazón. Los viequenses son personas humildes y amigables a la vez.
Aquí cualquiera puede venir a despejar la mente, relajarse y disfrutar de las playas más hermosas del Caribe. Mi playa favorita es Media Luna. La arena blanca, el agua cristalina y caliente, las palmas con cocos y la brisita rica que te acaricia te hacen sentir que estás en el paraíso. Si nunca has ido a Vieques, te sugiero que lo hagas y estoy seguro de que te vas a enamorar de este pedacito de Puerto Rico como me pasó a mí.

    Madeleiene Ferrerosa March 6, 2013 at 4:31 pm

    Hola Joey,

    Primero, quisiera agradecerte por informarnos sobre la isla de Vieques. Durante el verano anterior, tuve la oportunidad de visitar a Puerto Rico por un fin de semana. Sin embargo, con todas la reuniones que asistí, no tuve la oportunidad de apreciar la belleza de la isla. En cuanto a la estructura del ensayo, con la perspectiva de un lector, pude entender la significancia que lleva Vieques dentro de tu vida. Hay unas pocas errores gramaticales cuando incluyes las fechas y me hubiera gustado entender un poco más sobre el corazón de Vieques. ¡Además de esto, deseo a usted y a su familia una boda alegre cuando regresen a la islita en el año 2015!

    -Madeleine Ferrerosa

Recuerdos de mi juventud
En el condado de Arlington, uno de los condados más antiguos de Virginia, se encuentra un complejo de apartamentos que me traen muy buenos recuerdos de mi juventud. El nombre de estos apartamentos es Filmore Gardens y fueron construidos durante la época de la Guerra Civil. Son muchas las razones por las que me siento conectado con este lugar; por ejemplo, la arquitectura, su historia y todos los recuerdos familiares.
La arquitectura de este lugar es muy simple ya que fue construido antes de la revolución industrial de finales del siglo IX. Esta construcción consiste de dos pisos, las decoraciones exteriores son muy simples ya que están adornadas por arcos y una campana en el centro. Originalmente este lugar fue usado como un almacén de armas durante la Guerra Civil para la Unión. Fue reconstruido más de una vez ya que las nuevas leyes del condado de Arlington requieren la refacción de propiedades cada cierto tiempo, pero muchos de los cambios fueron internos.
La segunda razón por la cual me siento conectado con los Filmore Gardens es su historia. Yo soy estudiante de historia y cuando supe de la conexión de estos apartamentos y la Guerra Civil estuve muy sorprendido. Siento que por haber vivido ahí de alguna manera soy parte de la historia de Estados Unidos.
La razón más importante por la cual siento esta fuerte conexión es por los recuerdos familiares. Yo viví ahí durante los años de mi juventud y durante esta época fue cuando tuve mi primer coche. Como para todos los jóvenes este fue un paso muy importante para mi independencia y cada vez que paso por ahí siento nostalgia.
Todas estas razones son las que siempre me atraen a Arlington, cada vez que estoy por esos lados siempre paso por ese complejo de apartamentos y siento que siempre existirá esa conexión.

Teddy

    Kryscia Reyes-Borja February 27, 2013 at 9:20 am

    Teddy, tu composición es muy interesante. Nunca me imaginé que aun existan complejos de apartamentos tan llenos de historia. También, que ironía que tú eres un estudiante de historia y esos apartamentos que son tan importantes para ti tengan tanta importancia en la historia de este país. Estoy de acuerdo contigo, al igual que tú, mi primer coche significa mucho porque yo lo compre con mi proprio dinero y significa mi independencia. Con tu composición me dieron ganas de ir a Arlington y conocer el complejo. Tú has mencionado en clase que tienes una niña, la has llevado a conocer los apartamentos?
    Buen trabajo!
    Kryscia Reyes-Borja

Ines Eugenio Fernandez February 26, 2013 at 7:28 pm

Un patio particular
La campana suena y el patio de un colegio privado se inunda con niños ansiosos por saltar, gritar, jugar y divertirse antes de volver al aburrido mundo de los libros y el estudio.
Este particular punto de reunión está rodeado de pinos, tan altos como los despreocupados niños que juegan a su alrededor. Al entrar por la dorada y pesada puerta principal tus ojos irán directamente a un campo de fútbol. A los ojos de una niña de 8 años, como yo, este campo me daba la oportunidad de cumplir mis más profundas fantasías de ganar un partido contra los mejores de mi clase. No hace falta mencionar que por desgracia, nunca gané a nada en aquel rectángulo bien cuidado y hecho de césped natural.
A la derecha del campo se encontraban unas gradas verdes haciendo juego con el lustroso campo. Desde ahí, curiosos espectadores de 5 a 10 años, comentaban y sobre todo criticaban a los jugadores de turno. “¡Penalti!”, “¡¿Pero dónde vas?! La portería está al otro lado” “¡Goooool!” se oía en cada esquina del patio, un sonido que, aunque no os lo creáis, se echa en falta cuando se crece.
A la izquierda del campo, un caminillo entre los frondosos y abundantes pinos y abetos, conducía, a los valientes que se atrevan a pasar, a una caseta pequeña que se rumoreaba estaba embrujada. LA caseta era negra como el azabache y con un tejado rojo como el carmín. La estructure tenía forma hexagonal con una lateral y una ventana con cristales viejos y sucios en el extremo opuesto. Cuentan las malas lenguas que en su interior vivía un hombre muy viejo y arrugado; un refunfuñón que cuidaba el patio por las noches con ayuda de su perro Nicolás que, a diferencia de su dueño, adoraba a los niños.
Sin embargo, en cuanto esa campana sonaba otra vez, todas mis fantasías de ser ganadora y los temores a ese viejo amargado desaparecían y la agonía de sentarse en clase escuchando al profesor inundaba mi persona.
Ambos escenarios representan un pedacito de mi persona ya que en ese patio tan particular pasé toda mi infancia, compartiendo risas, juegos y lágrimas con mis amigos más próximos a los que todavía llevo en mi corazón.

    Aprendí, de tu composición que te gustaba jugar el fútbol cuando eras niña, como yo. Yo solo jugué por un par de años y no era buena, nuca tenía el talento para ir a un campo. Era mala suerte que no pudiste cumplir tu fantasía, pero es evidente que te divertiste en cualquier caso. Me encanta como describes cada lugar y las anécdotas que contabas de este patio. Tu lugar especial no era el campo entero, pero el patio con el área cercana, y esto me gustaba. Eres tan expresiva con lo que pasaba ahí que pude casi sentir como que yo estaba presente. Se mira como el patio era especial por las memorias que representaban y esto es algo que puedo entender. Me diste la impresión que eres una persona receptiva a los sentimientos de los demás.

Camohmila
Saliendo de la Ciudad de México, toma la carretera hacia Cuernavaca, sigue unas dos horas y desvíate para un pequeño pueblo, Tepoztlán. Un pueblo lleno cultura e historia indígena, esta atascado de puestos de frutas, verduras, mariscos, y demás. Síguete por la calle principal y unos quince minutos después veras un campamento, Camohmila. Fundado por la YMCA, es un campamento lleno de actividades y juegos para niños, y les da a los papas oportunidad de relajarse con unas cervezas en la hamaca. Yo he ido a Camohmila desde que nací y mis papas desde que eran niños. He ido para Semana Santa, Navidad, campamentos de verano, y cual quiera otra escusa que podríamos usar. A lo largo de los anos, siempre fuimos con el mismo grupo de amigos de mi papa y, poco a poco, formamos una gran familia. Me han conocido desde antes que caminara, y tengo una gran amistad con ellos. La razón porque Camohmila es un lugar tan especial para mí es por el mejor hombre que he conocido en mi vida, y a quien le quiero seguir el ejemplo como padre. Mi mejor amigo y mi compañero en todo, siempre me llevaba a Camohmila a pasar tiempo de padre-hijo. Cuando le dijeron que tenia cáncer me pidió que echáramos sus cenizas en el campo de futbol en Camohmila, donde me enseno a jugar y a disfrutar la vida tanto como el juego. Desde ese entonces, cada vez que voy lo visito y le agradezco por hacerme el joven quien soy. Por mi papa, mi familia, y todas las otras amistades, Camohmila es un lugar muy especial para mí.

    Hola Felix,
    Tu historia me pareció muy bonita pero te tengo que confesar que también me pareció muy conmovedora. Me parece muy chévere que existan estos lugares para los niños en especial por que como tu lo dijiste esto deja que los padres de familia se tomen un pequeño tiempo para relajarse al mismo tiempo que los niños lo hagan. También me parece muy chévere que en este ligar Camohmila hayas pasado los mejores momentos de tu niñez y con tu mejor amigo, tu papa. Aunque tengo que confesar que se me puso la piel de gallina cuando mencionaste lo de las cenizas de tu papa y cuando también dijiste que lo ibas a visitar, me dio tristeza. Lo siento mucho por esa parte de tu vida. Tienes gran coraje de compartir eso con la gente. Lo importante de todo es saber que tienes muy lindos recuerdos de este maravilloso lugar.

Madeleiene Ferrerosa February 27, 2013 at 10:14 am

Identidad

Aunque tengo una gran cantidad de orgullo cuando me identifico como Colombiana, cada característica notable que representa San Diego, California refiere a mi identidad. Con la reputación de California como el estado más grande en los Estados Unidos, San Diego es a menudo referido como: “sólo otra ciudad relajada en la costa oeste. Sin embargo, la primera vez que visité la ciudad, instantáneamente sentí como estuviera en casa. San Diego se encuentra cerca de la frontera de México y tiene la vista del Océano Pacífico. Su localización refleja la reputación que lleva la ciudad, como: teniendo una fuerte influencia hispánica y el hogar de muchos surfistas famosos.

Ya que viajo bastante, estoy acostumbrada a sentir choques culturales en diferentes áreas del mundo. Sin embargo, la primera vez que llegué a San Diego, inesperadamente sentí un choque cultural. Aunque la diferencia entre California y Virginia es solo por tres horas y son ubicados dentro el mismo país, no hay mucha comparación entre los dos. Dentro de los primeros días, me enteré sobre: el clima es siempre cálido, el tráfico es insoportable, pero lleno de conductores amables, las playas se llenan cada día y la comida mexicana es considerada la mejor comida. Aunque estas son sólo unas pocas características, la característica que valoro más es el dogma popularizada en San Diego: la aceptación.

Como cualquier ciudad o pueblo, no todos los residentes compartirán los mismos sistemas de creencias. Sin embargo, aceptando las creencias de otros se ha convertido en la característica principal que hace San Diego único. Este aspecto refleja como la mayoría de los residentes prefieren tener la mente abierta a juzgar a los demás. Por lo tanto, es común ver a las personas ofrecer amistad a extraños en vez de familias reservadas como en esta área. Sin embargo, me encontré hablando con extraños en una tienda de comestibles y compartir la comida con una familia en un tren. Estos momentos apoyaron mis puntos de vista hacia el estilo de vida bullicioso en todo el Distrito de Columbia.

Siempre he querido alejarme de esta área metropolitana después de la universidad, pero yo no supe donde me gustaría vivir. Sin embargo, después de esa visita, he seguido volviendo allí para calmar mi nivel de estrés y apreciar mi entorno. Soy una persona de mente abierta que valora los aspectos simples de la vida. A pesar de la reputación del sur de California como liberal moderado o extrema, refleja mi activismo hacia los derechos humanos y de los animales. Por lo tanto, para determinar mi identidad, sólo necesitas dar un paseo lento en la carretera de la costa con las ventanas abiertas y allí encontrarás mi corazón.

    Madeleiene,

    Me gusta cómo te expresas, se da a entender que conoces muy bien tu identidad. Y aún más me gusta como te expresaste para describir cómo San Diego te identifica. Al igual pienso vivir en un lugar diferente que Virginia después de la Universidad, pero mis pensamientos son más hacia Australia. Allí también la gente son muy aceptante. Aunque allí no viaja a encontrar comida mexicana tal vez pueda encontrar la tranquilidad de la playa al igual que en el sur de California. Se me hace muy bien que pienses vivir en esta ciudad, San Diego tiene muchas buenas cualidades que le ofrece a sus queridos habitantes. ¡Que lo disfrutes!

    -Susana Platero

    Me gustó mucho como nombraste tu papel. “Identidad”, se ve como que San Diego es algo más que solo un lugar en un mapa para ti. También me gusto la frase que usaste, “choque de culturas”. Se nota tu orgullo colombiana en identificarte en un lugar que mescla la cultura hispana con la americana. La forma que describes el ambiento de amistad en San Diego me da ganas a ir a visitar la ciudad. Es muy bueno que hayas elegido un lugar que comparte contigo la característica de aceptación. Si este es el lugar en cual hayas tu identidad espero que puedas mudarte ahí cuando termines la universidad. Mucha suerte! y gracias por compartir!

La casa de mi niñez
En el condado de Fairfax, Virginia mis padres encontraron nuestro primer casa vieja y agotada. Se encuentra en la esquina de nuestra calle. Tenemos vecinos estadunidense y por suerte uno del Salvador. No hay patio detrás de la casa pero si hay un jardín lindo lleno de rosas. Por poca suerte teníamos un grande patio adelante de la casa en donde mis hermanos y yo podíamos jugar.
El patio tenia una verja en su entorno que nos hacia sentir seguros, cosa que también hacían nuestros perros. Los árboles de la casa nos cubrían del sol fuerte del verano y del viento en invierno. Cuando pintamos la casa todos ayudamos. Con el tiempo, mis padres se han dado cuenta de que ya no eramos tan pequeños y necesitamos mas espacio dentro de la casa.
Nos embarcamos en una gran aventura con nuestra casa pequeña con olores del perfume de mi mama y el olor de madera de Home Depot que traía mi papa. Poco a poco la casa se agrando. Todos hemos ayudado a construir la parte nueva. Hasta mi Tío Roberto, hermano de mi mama, nos ayudo a colocar el (panel del pared). Con todos trabajando nos daba hambre y el olor de la comida de mi mama hacia parar todo el trabajo.
La casa creció a un tamaño que no esperábamos ver. Es hasta hoy la casa mas grande del barrio con una familia bien unida. Los gritos de alegría y frustración tal vez se escuchaban de afuera pero no nos importaba. Quizás era na lección o un drama que estábamos creando.
Cada esquina, cuarto, y pared tiene un recuerdo bueno o malo. Los tiempos buenos yo los tesoro y de los tiempos malos aprendo y reflexiono. En todo caso la casa vieja y agotada, para mi era y todavía es algo que me demuestra que la familia es importante. También que nuestra formación es lo que nos ayuda a no tambalear en el futuro cuando nosotros crecemos para tener nuestra propia familia y ojalá sea igual de unida.

    ¡Hola Karina!
    Tu cuento fue lindo. Aunque yo no pase por lo que tu pásate en la construcción de una nueva casa mi prima paso por eso. Ahora que lo pienso bien yo si estuve por una situación similar. Mis padres y yo vivimos con mi tía en el condado de Vienna, VA. La casa era pequeña y construyeron una adición. Recuerdo que el día que se terminó completamente de construir caminaron mis papás y mis tíos por la adición y yo bendijeron la casa. Salieron afuera y terminaron de bendecir la casa y abrieron una bótela de vino.

    Supongo que cortaron los árboles para más espacio. Me gusta como escribes y lo pones detalle. ¿Tú hablas con tus vecinos? Tienes razón en que la familia es importante.

La sangre de mi capital

En la capital de los Estados Unidos, esta escrita mi historia personal. Washington D.C. no es la ciudad mas hermosa que uno se puede imaginar pero en mis ojos es el lugar mas bello y artístico que yo haya visto. Para mí el graffiti es lo que más identifica a la ciudad de D.C. Hay historias de felicidad y cuentos históricos que refuerzan su identidad y con lo cual yo me puedo identificar. El arte graffiti que está implementado en varios distrito de D.C. es como un tatuaje que tiene un significado para cada uno de nosotros.
Como mucha gente que no es D.C. y no conoce muy bien el lugar, D.C. es muy conocido por su famoso “mambo sauce” y música de “go-go.” Con lo que yo identifico más es con el “mambo sauce.” Como ya no vivo mas en D.C. yo siempre voy a ordenar comida china en Maryland y Virginia. Cuando yo le pido al cajero “mambo sauce” me mira como un desconocido. Cuando esta situación ocurre yo siempre me identifico como un “washingtonian.” La riqueza del “mambo sauce” es como una explosión de dinamita que satisface mis ganas. Este “mambo sauce” es como la llave para la puerta de la ciudad. El sabor y la salsa de D.C. me identifica a mí y a la ciudad como una capital única en este país.
Por lo ultimo, no puede faltar el sonido de las calles cuando una vive en el mero centro de D.C. Para mí, el sonido de las ambulancias y policías eran una tortura cuando yo comencé a vivir allí. Pasan los meses que uno se va acostumbrando. Ahora esa tortura es como una sinfonía y es relajante para dormir. Cuando hay un día de fiesta, las calles se convierten en festival. La gente es muy amable (en ciertas parte de D.C.). Como yo me crecí en una parte muy tranquila, D.C. igual tiene su parte oscura a la cual nadie quiere entrar. D.C. esta lleno de positivo y negativo, pero mi ciudad siempre será un diamante en mis ojos. La cultura de la D.C. me identifica como un verdadero “washingtonian.”

    Hola Merlyn,
    Me gusta tu cuento de Washington DC como la ciudad te representa de dónde eres. Washington DC es una hermosa ciudad para muchos incluyendo a mí. En Washington DC si hay mucho grafiti pero identifica mucho creatividad en esta ciudad. Tienes razón cuando hablas sobre el “mambo sauce” porque eso es algo especial para DC, cuando yo fui a Virginia nadie sabía lo que era “mambo sauce”. La ciudad es un lugar con mucho ruido, para algunos no la gustan eso para otros que se acostumbran la ambulancia es una manera para dormir. Viviendo en Washington DC es un hermoso lugar, y entiendo porque te gusta la ciudad.

El Cuarto Paraíso
Si pudiera escoger un lugar que más refleja mi personalidad tendría que elegir el cuarto en cual yo viví antes de mudarme a la casa de mi padre. Este cuarto está localizado en Gainesville Virginia dentro del apartamento donde vive mi madre. Y aunque ya no vivo ni duermo en ese cuarto, la memoria de él es la razón para describir y compartir este lugar que tanto significa para mí.
Comencemos por describir las características físicas del sitio. El color de las paredes es blanco. Creo que blanco es un buen color para representarme. No es que me crea un santo para compararme con el color puro que es blanco pero es que el color blanco es un color simple así como soy yo. La característica de la sencillez también estaba presente en lo que había dentro de mi cuarto. Lo único que había dentro del cuarto era mi cama y un mueble con mi televisión y mi ropa. Se veía algo vacío el cuarto. La vaciedad coincidentemente tiene significado pero antes de decir por qué es necesario entender algo más.
Durante del tiempo en que viví con mi madre en su apartamento nosotros tuvimos varias discusiones y como todavía era niño, no podía entender por qué razón mi relación con mi madre se estaba perdiendo. Esto me dio una sensación vacía. Mi cuarto algo vacío y sin emoción se reflejaba en mis sentimientos internos de esos momentos. En esa temporada de mal entendimientos con mi madre me encerraba en mi cuarto y le ponía llave a la puerta para que nadie me molestara. Este cuarto fue mi paraíso en un tiempo que para mí fue algo difícil.

    Querido Geovanni,

    Tu historia me impacto como un lector. Para mi tu y yo tenemos un pasado similar pero no era con mi mama, pero sino con mi padre. La relación con mi papa no fue no bonita pero es algo que tenemos que ver en un aspecto positivo. Como tu cuarto, yo también tiene un apartamento adonde quedaron las memorias de un pasado similar con mi papa. Cuando uno no tiene el amor de ambo padres, uno como un hijo se siente mal. Cuando yo leí tu historia, yo me conecte contigo. Siente lo que sentiste y yo sé que es bien duro pasar por algo así. Ojala que tu relación con tu madre este estable hora y que Dios te bendiga.

Mi Trujillo querido y sus maravillas
Mi Ciudad natal se llama Trujillo, yo amo a mi Trujillo querido porque cada vez me acuerdo o escucho su nombre me lleno de recuerdos y nostalgia. Trujillo es considerada y conocida como la capital de la primavera. Su clima y festividades alusivas al nombre la hacen digna de llevar dicha denominación. Durante el mes de setiembre los frondosos árboles que están en la plaza mayor se llenan de flores, es algo parecido a festival de las cerezas de Washington DC para hacer una comparación similar. Estas plantas se llaman poncianas que se llenan de flores coloridas . También, hay un gran desfile en honor a la primavera. Carros decorados con flores, personas disfrazadas o reinas que representan una compañía o marca importante hacen de este evento una alegoría singular llena de color y alegría. Recuerdo que desde pequeñita asistía a este desfile, yo iba con mi madre y mi hermano con mucha emoción. Era todo un aconteciendo ir a ver el desfile.
Esta ciudad primaveral también es protagonista de otro evento que es el campeonato nacional de marinera. La marinera es un baile típico del Perú; las mujeres llevan una vestimenta típica que consiste en una falda con mucho vuelo para poder maniobrarla. Se asemeja a una cola de pavo real debido a que se expande y se muestra durante el baile. El varón lleva pantalón, corbata, camisa banca y un sombrero que se utiliza bastante en todo el desarrollo del baile. Hay muchas variedades de marinera según la región. Sin embargo, todas coinciden en mostrar la coquetería femenina y el rechazo sutil pero pícaro a su pareja. Él le sigue el paso en todo momento durante el baile como persiguiéndola y tratando de llamar su atención para ganarse a su pareja.
Otra de las maravillas de mi ciudad natal es la comida tiene una variedad exquisita, cada región de Perú tiene su comida típica con su toque especial. El potaje típico de la región Trujillana es el shambar que es una sopa de trigo espesa, con frejoles, maíz y chancho. Es deliciosa para chuparse los dedos y solo las encuentras en Trujillo.
La ciudad de Trujillo tiene muy buen clima casi todo el año por eso la llaman capital de la primavera y este nombre le viene el nombre como anillo al dedo. Hay muchos lugares atractivos para conocer como las casonas antiguas coloniales, los conventos, las iglesias y las ruinas de chan chan que atraen a turistas de todo el mundo, otro atractivo que no puedo dejar de mencionar es huanchaco, playa famosa por sus olas para surfistas y que atrae a corredores de tabla extranjeros. Huanchaco me trae muchos recuerdos de mi niñez y juventud. Cuando iba con mi familia y luego con mis amigos ya cuando era adulta, los campamentos, las carpas y la comida allí se puede disfrutar de una rica papa rellena, los anticuchos, las cachangas y el incomparable y delicioso ceviche. Me faltan palabras para poder describir mi tierra hermosa, cada vez que la recuerda es una mezcla de sentimientos de añoranzas y lindas memorias. Vale la pena conocerla y admirarla y sobre todo deleitarse con su comida y sus preciosos sitios turísticos.

    Hola Elisa
    Me pareció muy buena y muy completa tu descripción de tu querido Trujillo. Trujillo parece ser el lugar perfecto para todas las personas que detestamos los climas muy calientes y los climas muy fríos. Al igual que tu yo soy de un lugar donde la comida es muy rica y compleja. Algunas comidas que al parecer compartimos con Trujillo son la sopa de trigo y el maíz con chancho que nosotros llamamos chicharrón. Al parecer tú viviste en tu país mucho tiempo antes de emigrar a los Estados Unidos, tuviste bastante suerte, porque la mayoría de los jóvenes latinos que viven en este país no logran tener las experiencias que tú tuviste en tu querido Trujillo. Muy buen trabajo en tu ensayo.

La sangre que me llama

Escoger un lugar que se ha relacionado a mi identidad es difícil. A mí me gustaría decir que soy una persona de muchos gustos pero nada me identifica más que los lugares donde nacieron mis padres. Mis padres nacieron en Bolivia pero en ciudades distintos. Mi mamá es de Cochabamba y mi papá es de Potosí. Aunque yo no he nacido en Bolivia, la sangre Boliviana corre por mis venas.
En Cochabamba todo los días se siente el calor y aunque en invierno hace más frio, pero en las tardes los rayos del sol tocan tu cara con calor. A mí me encanta la comida Boliviana y cuando estás ahí por supuesto que estás comiendo lo auténtico. Caminando por la calle siempre escuchas música. La música siempre me hace querer bailar. Música folklórica que siempre me ha gustado. Lo que más me amarra a Cochabamba es que mis abuelitos están ahí.
Potosí es un lugar totalmente diferente. Me siento en casa cuando estoy en Potosí. La ciudad tiene tanta cultura que es imposible hablar de todo. Hay un museo de monjas que se llama el Convento de Santa Teresa donde siempre tengo que entrar cuando voy a Bolivia. Puedo ir millones de veces y todavía me interesa lo que hay allí. La ciudad es pequeña y si te colocas en el lugar perfecto, puedes ver el Cerro Rico, con lo que se hizo famosa la ciudad de Potosí. El cerro tiene mucha historia desde que supieron que había plata adentro y la historia de los mineros que excavan es impresionante.
A mí me encanta ir a Bolivia por la rica cultura que tiene y por la música folklórica que cuenta la historia de nuestros ancestros. La sangre Boliviana corre por mis venas y siempre correrá con solo mencionar Bolivia nuestra tierra querida.

    Hola Noelia,
    Me encanto como describiste las dos ciudades en Bolivia y que emocinones te dan cuando visitas. Me gusto mucho que pusiste mucha énfasis en como las influencia de las ciudades de tus padres te influencio mucho a ti. Tu descripcion me recuerda un poco a mi situacion con mis padres naciendo en dos ciudades y teneiendo influencia de los dos. Las ciudades que describiste suenan muy lindos para visitar y también me recuerdan de mi ciudad. La última cosa que voy a hablar sobre es me gusto como pones emocion en como aun no nacistes en Bolivia la sangre Boliviana corre por tus venas.

Comentarios

Name and email address are required. Your email address will not be published.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <pre> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

%d bloggers like this: